El hombre en busca de sentido

Los nazis consiguieron que la existencia humana se redujese a la mínima expresión.

Reseña: El Hombre en Busca De Sentido, por Viktor Frankl

Viktor Frankl no pretendía describir exhaustivamente cómo era la vida en un lager , el campo de concentración nazi, sino demostrar que incluso en las peores condiciones vitales que uno pueda imaginar y la realidad de los campos escapa a la imaginación cotidiana era posible encontrar un sentido a la vida y seguir conservando nuestra dignidad humana. La clave de la supervivencia consistía en asumir el sufrimiento del campo como un reto a superar y encontrarle un sentido: Para Frankl, lo que de verdad distingue al hombre de otros seres no es la voluntad de placer, como pensaba Freud, o la voluntad de poder, como pretendían Adler o Nietzsche, sino la voluntad de sentido, es decir, la lucha por encontrarle un sentido a la vida, que es la primera fuerza motivadora del ser humano.

Para Frankl, lo que distingue al hombre de otros seres es la voluntad de sentido, es decir, la lucha por encontrarle un sentido a la vida, la primera fuerza motivadora del ser humano. Esta dimensión espiritual del hombre, esta capacidad de autotrascenderse, de buscar un sentido fuera de él mismo, es lo que realmente define antropológicamente al hombre. Su conclusión fatídica es que en los campos de concentración se mostró lo peor y lo mejor del ser humano, el ser humano en su estado puro.

Y termina el libro con estas palabras: Yo siempre me he sentido especialmente conmovido ante las personas que sufren delirios o pesadillas angustiosas.

El hombre en busca de Sentido de Víktor Frankl - anmibotebo.tk

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acceso Suscripción. Ingrese a su cuenta. Recuperación de contraseña. Obtener ayuda. Crear una cuenta.

Comentarios

Entrevistas Todo Americanos Españoles Europeos. Darío Sztajnszrajber: Adolfo Chaparro: Donatella Di Cesare: Luce López-Baralt: Y la propia irritabilidad personal adquiría proporciones inauditas cuando chocaba con la apatía de otro. La libertad interior: El destino, un regalo: Spinoza, educador: El prisionero que perdía la fe en el futuro, estaba condenado. Perdía su sostén espiritual y se convertía en el sujeto del aniquilamiento físico y mental.

Busca en el resumen del documento

La pregunta por el sentido de la vida: Para el prisionero esta pregunta era muy recurrente y la relacionaba con el sufrimiento. Sufrimiento como prestación: Muchos se avergonzaban de haber llorado pero era una manera de hacerle frente al sufrimiento.

Algo nos espera: Una palabra a tiempo: A veces una palabra resultaba para los prisioneros muy efectiva cuando la receptividad mental se intensificaba con motivo de circunstancias externas. Asistencia psicológica: Viktor intervino en algunas ocasiones en el campo para animar a sus compañeros.

El hombre en busca de Sentido de Víktor Frankl

También les hablaba del futuro, de las oportunidades existentes y del significado del sacrificio que realizaba cada uno. Psicología de los guardias del campamento: De todas las. Y al fin y al cabo el hombre puede elegir que quiere ser, el hombre es el ser que decide siempre lo que es. El desahogo: Esta fue la peor parte porque pese a estar libre, el prisionero no se podía alegrar, tenía que ir recuperando poco a poco la humanidad.

Reseña: El Hombre en Busca de Sentido | Por Viktor Frankl

Estaba como despersonalizado debido a todas las injusticias a las que había sido sometido. Necesitaba hablar y contar lo que había vivido. Estaba hambriento y durante días devoró con ansia. Habían soñado mucho con la liberación y en llegar a casa a reencontrarse con los suyos, sin embargo, al volver a sus hogares muchos encontraron que no había nadie que los esperase y se desesperaron.

El anhelo de encontrarse con el ser querido al ser liberado ayudó a muchos a soportar las injusticias del campo. Tampoco entendían como sus vecinos no empatizaban con ellos y recordaban su experiencia en el campo como una pesadilla y se planteaban si el futuro les traería la felicidad suficiente para compensar esa pesadilla. El hombre es el ser que siempre decide lo que es, en medio y a pesar de, las circunstancias.

Viktor define al hombre desde su propia experiencia diciendo: No soy libre. Sin embargo hasta en estas terribles circunstancias en las que al ser humano le es arrebatada su dignidad, éste puede elegir la actitud personal ante tales circunstancias.


  1. Ética y Moral.
  2. PARA TERMINAR?
  3. contactos mujeres bizkaia?

Puede elegir luchar contra las adversidades o puede elegir rendirse. A esta pregunta de forma genérica se puede responder que todo ser humano aspira a descubrir el sentido de su existencia, tener algo por qué vivir, ser feliz. Para ello debe asumir su existencia con responsabilidad intentando encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la existencia nos plantea, cumplir con las obligaciones que la vida nos asigna a cada uno en cada instante particular.

El Hombre en Busca de Sentido por Viktor Frankl - Resumen Animado

De acuerdo con la logoterapia descrita por Viktor, el sentido de la vida se puede descubrir de tres modos: El ser humano es dos cosas: Porque si no respetamos a todo ser humano no nos estamos respetando a nosotros mismos, nuestra propia dignidad. Esto es en palabras de Nietzsche: Así pues pese a lo difícil de la experiencia en el campo, el hombre encuentra en su pasado experiencias agradables y en el futuro proyectos a realizar que le dan fuerzas para afrontar las dificultades.

La muerte, al igual que el sufrimiento son dos cosas inherentes a la persona.

Ya que lo que Viktor hizo con esta tendencia o esta escuela de psicología es ayudar a la persona a encontrar ese sentido a su vida de acuerdo a 3 diferentes aspectos. Él relata cómo esa falta de sentido a la vida fue un factor determinante en la vida de muchísimas de las personas que estuvieron con él en los campos de concentración, y cómo el tener algo, una meta, un norte, o el tener un cierto significado propio o un sentido a su vida fue lo que le salvó a él y a muchas personas.

Es un libro genial, tiene muchísimas lecciones que nos pueden ayudar, no sólo como a encontrar el sentido de la vida sino cómo nos presentamos ante las situaciones difíciles de la vida. Y cuando lo hagas debes ponerte a la disposición de una causa mayor o bien servir a otra persona, ya sea en tu familia, tu comunidad, el país, o a un grupo determinado de personas.

Es un ejercicio que podemos hacer para saber cómo comportarnos de manera responsable, de manera adecuada o alineada a nuestras virtudes. Viktor Frankl tiene una alternativa: Podemos imaginarnos ya que estamos viviendo una segunda vez y estamos a punto de tomar una mala decisión, y, en vez de hacerlo, pues, hacerlo de manera correcta. Hay una técnica en la logoterapia de Viktor Frankl que ayuda a las personas que tienen como ansiedad ante un evento que sabe que les va a causar ansiedad. Entonces, lo que Viktor le recomendó a ese paciente fue que la próxima vez que él sintiera que estuviera a punto de transpirar un montón, que le diera como vuelta a la situación y le mostrara a las personas qué tanto podía sudar.

Entonces eso fue lo que hizo: